Salud Animal

Inmunidad en gallinas ponedoras de más de 65 semanas de vida

PDF

Para leer más contenidos de aviNews España Octubre 2022

La mejora genética en las estirpes de gallinas ponedoras durante las últimas décadas ha incrementado enormemente su productividad. Esto se ha basado, principalmente, en la selección de aves para una mayor persistencia de puesta y calidad de cáscara.

Como resultado, los lotes de gallinas ponedoras son capaces de producir huevos comercializables durante ciclos mucho más largos.

De hecho, casi todas las líneas genéticas presentan ya estándares de producción hasta las 100 semanas de vida y la perspectiva para el futuro próximo es que este periodo productivo se alargue aún más.

En este contexto, el estado del sistema inmunitario de las aves de más de 60 semanas de vida está adquiriendo una relevancia mayor.

cobb

El motivo es simple: es necesario que las aves se mantengan vivas y sanas durante un ciclo productivo más largo para que puedan expresar todo el potencial genético anteriormente referido.

gallinas ponedoras
Continua después de la publicidad.
Zucami Latam
Arm&Hammer
huvepharma
CP-BIO Latam 0722

Figura 1. Evolución del numero de huevos producidos tras las 65 semanas de vida según la guía de manejo.

 

¿ Puede el sistema inmune dar una buena protección durante ciclos de vida extendidos?

El sistema inmune de las aves comprende diversos tipos de órganos, células y moléculas. Todos ellos se coordinan para dar una respuesta adecuada a diversos tipos de desafíos. Si bien es muy semejante al de los mamíferos, existen algunas diferencias importantes como la ausencia de sistema linfático o ciertas variaciones en el tipo de anticuerpos.

Volviendo a la pregunta inicial, sí que existen diversos trabajos sobre el estado inmunitario de gallinas ponedoras en edades avanzadas:

Sin embargo, una observación común es que a partir de cierta edad:

  1. Existe un aumento de la mortalidad semanal de lotes
  2. Los programas vacunales no parecen dar la misma protección que en aves más jóvenes para algunas enfermedades.

Se pueden dar explicaciones plausibles para esta observación:

gallinas ponedoras

Parece factible concluir que la inmunidad en aves ponedoras no se agota de manera espontánea a partir de las 65 semanas de vida.

gallinas ponedoras

Programas vacunales y ciclo de puesta largo

Muchos de los programas vacunales no se diseñaron teniendo en cuenta ciclos de puesta tan largos. Esto no implica directamente que no ofrezcan ningún tipo de protección en la fase final del ciclo puesta. Sin embargo, parece necesario revisar qué nivel de protección ofrecen durante este periodo.

Inmunosupresión

Los procesos de inmunosupresión juegan también un rol principal. Es obvio que ningún programa vacunal funcionará correctamente y a largo plazo en aves inmunosuprimidas.

gallinas ponedoras

Figura 2. Resumen del sistema inmunitario en una gallina ponedora.

¿Qué puede estar detrás de los procesos de inmunosupresión en gallinas ponedoras en edades avanzadas?

Normalmente suelen agruparse las causas de inmunosupresión en aves en 4 grandes tipos:

gallinas ponedoras

Evidentemente, todas deben tenerse bajo control para tener aves sanas y productivas a cualquier edad. No obstante, aquellas que tengan un efecto acumulativo pueden tener un efecto mayor en aves de más edad.

En el caso de los tóxicos

Es bien conocido que muchas micotoxinas tienen dicho efecto acumulativo. Igualmente debe considerarse en contaminaciones por metales pesados del pienso.

En el caso del estrés y la alimentación, existe también un efecto inmunosupresor a largo plazo aunque pueden ser menos conocidos.

Efecto del estrés sobre la inmunidad

El estrés se correlaciona con el envejecimiento del sistema inmune y su pérdida de función. Uno de los efectos más importantes en este sentido es el “ envejecimiento prematuro “.

gallinas ponedoras

Figura 3. Efecto de inflamación y envejecimiento prematuro según Franceschi et al ( 2000)

 

Los resultados de estos estudios parecen tener un punto en común: mantener a gallinas ponedoras bajo un estrés de cualquier tipo durante un periodo de tiempo prolongado conlleva la aparición de una disminución de la inmunidad. El punto definitorio no es tanto el tipo de estrés si no la duración del mismo.

Efecto de la alimentación sobre la inmunidad

Las restricciones de alimento durante un periodo prolongado o dietas desbalanceadas también producirán un estrés en las aves con resultados similares a los anteriormente mencionados.

Es importante tener en cuenta que actualmente las aves tienen una mayor capacidad productiva en la fase tardía de puesta que hace unos años atrás.

Por tanto, su exportación de masa de huevo es todavía muy alta en edades avanzadas y la nutrición debe adaptarse a estas demandas. La manera más simple de asegurarse que las aves reciben los nutrientes necesarios para sustentar la puesta es seguir la masa de huevo producida.

De esta manera el tipo de pienso usado en cada fase productiva se adecuará a las necesidades de las aves. Debe tenerse en cuenta que de lo contrario las aves no cesarán la puesta si no que intentarán adaptarse (con el consiguiente estrés) a la situación sobrevenida de desbalance nutricional.

De esta manera el tipo de pienso usado en cada fase productiva se adecuará a las necesidades de las aves.

Debe tenerse en cuenta que de lo contrario las aves no cesarán la puesta si no que intentarán adaptarse (con el consiguiente estrés) a la situación sobrevenida de desbalance nutricional.

Adicionalmente, este desbalance nutricional generara ineficiencias en el sistema antioxidante del ave.

Figura 4. Resumen de estrés metabólico

Cuando el sistema antioxidante del ave se ve desbordado se incurre en un estrés oxidativo que producirá muerte celular y un deterioro en la viabilidad de las aves.

Los problemas por estrés oxidativo son igualmente acumulativos:

Por tanto, se desarrollan generalmente a largo plazo con la excepción de que haya una ingesta masiva de materias primas oxidadas.

Es por ellos que mantener el perfil de proteína ideal durante la producción, la adición de antioxidantes en alimento, uso de las vitaminas A, C, E a un nivel superior que el meramente productivo, o el uso de minerales traza de mejor calidad ha demostrado tener un efecto inmunoestimulante en gallinas ponedoras (Zduńczyk 2013, Gan 2018).

Conclusiones

Las estirpes ponedoras actuales tienen una gran capacidad de puesta en las fases tardías de su vida productiva.

Sin embargo, es necesario mantener un buen estado inmunitario durante la vida de las aves para poder sacar provecho de esta nueva característica.

Si bien el conocimiento que tenemos del estado inmunitario en aves de más de 65 semanas es aún limitado, parece correcto seguir esta serie de puntos clave:

  1. Garantizar una buena recría para asegurar un buen desarrollo del sistema inmune
  2. Replantearse el programa vacunal teniendo en cuenta que los ciclos de producción son ahora más largos
  3. Evitar procesos de estrés crónico de cualquier tipo
  4. Cuidar la nutrición de las aves teniendo en cuenta sus necesidades respecto a la masa de huevo producida, sin modificar el perfil de proteína ideal
  5. Prevenir problemas de estrés oxidativo en el pienso, asegurando que las aves tienen los elementos nutricionales que el sistema antioxidante necesita
Vetanco Latam 0722
Nuproxa latam 0722
agriNews FM
biovet
MÁS SOBRE Salud Animal

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD AVÍCOLA

Acceso a los artículos en PDF
Mantente al día con nuestros boletines
Reciba gratuitamente la revista en versión digital

DESCUBRA
AgriFM - Los podcast del sector ganadero en español
agriCalendar - El calendario de eventos del mundo agroganaderoagriCalendar
agrinewsCampus - Cursos de formación para el sector de la ganadería